[ENTREVISTA] Neurogastronomía y copywriting emocional con Pepa Cartini

Neurogastronomía + Neurocopy = Neuroventas
Entrevista práctica a Pepa Cartini, copywriter gastronómica.

Hoy entrevisto a Pepa Cartini para profundizar en neuroventas aplicadas al mundo gastronómico y cómo trasladar esos conocimientos al sector del copywriting emocional. Descubrirás cosas tan increíbles como que hay colores que el cerebro rechaza porque sigue recordando que hace 40.000 años eran venenosos y aprenderás a aplicarlo a tu estrategia de copy web.

Aquí tienes el minutaje de la entrevista para que veas los contenidos que tratamos:

  • (00:56) Ejemplo Ferrero Rocher y la importancia de las texturas para el cerebro.
  • (02:36) ¿Cómo percibimos los sabores y qué relación tiene con el marketing?
  • (04:43) Neurocopywriting e industria del diseño de alimentos.
  • (05:35) Ejemplo ositos Haribo y la psicología del color.
  • (06:30) Experimento del color azul asociado a la neurogastronomía.
  • (07:58) Diseñar experiencias en la web y el ejemplo del plátano A y B.
  • (11:03) Ejemplo práctico 1: restaurante hawaiano (principio del movimiento y pink millenial).
  • (16:50) Ejemplo práctico 2: restaurante Baobab (armonía entre diseño y texto, UX).
  • (20:00) Dónde encontrar a Pepa Cartini (sus dos webs).
  • (21:03) Grupo de Facebook de la Escuela de Copywriting Emocional & Neuroventas.

Si quieres aprender más sobre copywriting gastronómico y conocer mejor a Pepa Cartini visita sus dos páginas:

pepacartini.com & lamesadegarnacha.com

 

13 comentarios en “[ENTREVISTA] Neurogastronomía y copywriting emocional con Pepa Cartini”

  1. Estaba repasando textos y links que tenia guardados sobre copywriting y este video me ha parecido muy interesante ya que conecta con ideas que tenemos en cocina sobre cómo idear un plato, un menú y hacerlo atractivo a nuestros clientes.

    Las texturas de Rocher: cuando se crea un plato en cocina tanto salado como dulce, se trata de crear algo que no solo sea delicioso sino que sea atractivo jugando con diferentes texturas y temperaturas para que el cliente, o mas bien el cerebro, no se aburra y crear contrastes: una crema con unos simples tostones de pan, un gazpacho con unas verduras crujientes, o un brownie de nueces, meloso, crujiente, templado, con helado frío.
    E igual en un menú de varios platos, juegas con diferentes texturas, contrastes,…
    No muy diferente a crear un texto creativo, que si tiene la misma cadencia, el mismo tono, aburre. Necesita contrastes!.

    El plátano: viajas, conoces otras culturas gastronómicas, nuevos platos pero luego tratas de reproducirlos en casa, y parece que falta algo, que no te sabe igual. Y es que la experiencia gastronómica es un todo, el plato, el entorno, cómo te sientes emocionalmente.
    Es algo que se ve en los restaurantes, sobre todo de alta categoría, tratan de crear una experiencia gastronómica no sólo con los platos sino con el entorno, como se sirven, cómo se disfrutan.

    En cuanto al color azul, me recuerda algo que leí hace tiempo; generalmente nuestro cerebro los rechaza por que le recuerda al cianuro, los compuestos que llevan este veneno en la naturaleza suelen tener un pigmento azulado. Curioso.

    Los ejemplos que das de cómo componer un texto creativo gastronómico,muy bueno. Se trata de trasladar las emociones que genera un plato a un texto y reforzarlas, y como en los ejemplos la mejor manera es armonizar texto y gráficos para que presenten un mensaje común y creen una imagen atractiva en nuestro cerebro.

    Genial, me ha encantado el vídeo, gracias por compartirlo.
    Saludos

    1. ¡Hola, Gonzalo! Me alegra que te haya gustado la entrevista. Muy buen repaso, estoy 100 % de acuerdo con que el juego de contrastes en gastronomía es el mismo que tenemos en redacción publicitaria. De hecho, di hace poco una clase de máster donde les animaba a convertir su discurso en melodía. Si era monocorde, algo fallaba.

      Agradezco mucho tu tiempo en comentar. Espero que los siguientes artículos te sigan pareciendo igual de interesantes.
      Un abrazo.
      Rosa.

  2. Tenía en pendiente esta charla desde hace mucho. Desde el inicio, captó muy rápido mi atención por vuestra forma de transmitir, y lo confieso, por el ejemplo del ferrero jaja
    Ya por fín la he terminado de ver. Muy muy interesante, me ha encantado.
    Enhorabuena a las dos. Este video ha sido como la experiencia de comer un ferrero rocher. ;)

  3. Soy de Colombia y no se en otro lugar se usa. pero yo por ejemplo hago pastas y si no le pongo color “rojo” me parece que quedo terrible. entonces claramente el color y la presentación influyen demasiado. como otro ejemplo yo preparo alimentos a mi hija y busco poner la carita feliz o algo diferente y realmente solo por eso dice “delicioso mami”. Gracias. todo tu materia esta magnifico.

    1. ¡Qué divertido, Lina! Es cierto que los colores y las formas predisponen al cerebro, y el ejemplo de tu hija con la comida es buena prueba de ello.
      Gracias por tu aportación.
      Un abrazo.
      Rosa.

  4. Creo que no siempre se cumple el tema de los colores, he conocido gente que odia el rojo, odia los dorados, en fin. Los bombones Baci Italianos, no son dorados (su envoltura plateada y estrellas azules) y la caja es totalmente azul diseño muy elegante y son deliciosos, exquisitos…!!! Y si que los chocolates Ferrero parecen una joya, mucho glamour…jeje. En las fiestas de quinceañeras de Latinoamérica todo es rosa (hasta el arroz). Pero si que es muy interesante el tema de la psicología del color y las neuroventas muy interesante este artículo.

    1. Sí, la psicología del color es fascinante, y cómo lo percibe nuestro cerebro es un tema del que se está investigando mucho y del que todavía hay mucho que hablar.
      Gracias por compartir, Ana María.
      Un abrazo.

  5. ¡Hola, Rosa y Pepa!
    Me ha encantado la entrevista. Os sigo a las dos desde hace poco y la verdad que estos temas me parecen apasionantes y tengo muchas ganas de indagar más.
    Además, me he identificado mucho con las dos porque también soy millennial del 86 y me han entrado ganas de tomar un café con las dos al ver el vídeo.
    ¡Sois geniales!
    Gracias por compartir vuestros conocimientos.
    Saludos :D

  6. Hola Pepa y Rosa,
    me he quedado a cuadros al ver el restaurante Baobab, ¡está a un cuarto de hora de mi casa! Sabía de su existencia pero nunca me había detenido en la web. También él texto juega con lo que es un baobab, las raíces grandes, etc. (ahora pensándolo me estoy acordando del zumo de baobab que en alguna ocasión he probado).
    Me ha hecho gracia todo lo que tenemos metido en el cerebro. Muchos papeles de los bombones son dorados. A mí eso fue lo que me hizo probar el Ferrero Rocher por primera vez. Y el azul sí que tira un poco para atrás en la comida. Yo al menos nunca me he comido una chuchería de color azul, aun sabiendo que todas son iguales, puro azúcar.
    Genial todo, ¡un abrazo!

    1. Sí, Carolina, es increíble todo lo que procesa nuestro cerebro, jugando con nuestras emociones y con las sensaciones que percibimos.
      Gracias por tu aportación.
      Un abrazo.
      Rosa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos Responsable: Rosa Morel® Comunicación. Finalidad: Moderar los comentarios del blog. Legitimación: Me das permiso para moderar y notificarte. Destinatarios: Tus datos se guardan en mi hosting Raiola, cifrado con SSL y 100% seguro. Derechos: Puedes acceder, modificar y eliminar tus datos cuando quieras. Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos personales en mi página web rosamorel.com + info