[GUÍA] ¿Qué es el copywriting emocional? Neuroventas y ejemplos

copywriting y neuroventas

 

Antes de explicarte todo sobre copywriting emocional y neuroventas déjame contarte una historia.

A principios de 2017 me enteré de que uno de mis referentes en neuromarketing, Jürgen Klarić, venía a España con su tour “Véndele a la mente, no a la gente”. Además de asistir a la conferencia, decidí invertir en una plaza de mentoría privada para comer con él en grupo muy reducido. Estar tan cerca de alguien a quien nombraba en todas mis formaciones y conferencias fue increíble.

Cuando terminamos la comida, Jürgen nos dijo que podíamos hacerle una pregunta final de manera individual. La mía fue la siguiente:

“¿Cómo consigo que el copywriting digital hispanohablante sea EFICAZ de verdad?”

[Aquí estoy con Jürgen más feliz que una perdiz]

Nos pusimos a hablar de neurociencia, de psicología y antropología. Me di cuenta de que la respuesta estaba delante de mí y decidí que dedicaría el resto del año al aprendizaje de la neuropublicidad y de las aplicaciones que podía tener en el copywriting emocional (al que Jürgen llamó “neuronarrativa”).

Y así llegamos a día de hoy, finales de año y recién certificada. Me siento en la obligación de compartir lo que he ido aprendiendo a lo largo de estos meses y abrir el camino que ayudará a las marcas del mundo hispano a escribir y vender pensando en el consumidor.

  1. Qué es el COPYWRITING EMOCIONAL

¿Por qué “copywriting emocional” y no solo “copywriting”?

Tomar la decisión de añadir “emocional” no viene de la noche a la mañana. Cuando lancé mi web en 2015 decidí que mi tagline sería “Escribir para conquistar”. Podía haber usado verbos como “persuadir” o “vender”, pero tuve muy claro desde el principio que quería transmitir que el copy era algo más profundo: una conexión con la mente del lector.

Conquistar al cliente implica atraerlo y fidelizarlo. Enamorarlo. Hacerle vivir una experiencia a través de las palabras. Por eso intento nutrirme de otros profesionales que viven el marketing del mismo modo que yo (por ponerte dos ejemplos de mujeres con experiencia: Èlia Guardiola y su marketing emocional/experiencial o Elena Alfaro de EMO Insights).

Queda claro entonces que copywriting emocional es como debería ser todo copywriting. Es decir, textos que además de vender apelan a las emociones del lector-cliente y tienen en cuenta no sólo sus necesidades, sino sus miedos y deseos.

  1. NEUROVENTAS y el triángulo de la toma de decisiones

¿Qué pasa por el cerebro del consumidor antes de comprar?neuroventas-toma-de-decisiones

Este es un blog de copywriting (digo más: de copywriting emocional). Hay otros profesionales y divulgadores científicos que se ocupan de hablar sobre lo que rodea a la neurociencia, ¿pero qué es lo que realmente nos importa a ti y a mí?

Cómo conseguir que tu lector compre a través de los textos online

Lo que quiero es servirme de las neuroventas y la neuropublicidad para darte consejos a la hora de escribir los textos de venta digitales que rodean a tu marca. A partir de ahora quiero que antes de escribir recuerdes estos tres elementos clave.

ATENCIÓN:

Por muy buenos que sean tus textos, si no logras captar atención del cerebro, el lector no pasará de la primera frase. En el vídeo con ejemplos verás varios elementos que pueden ayudarte a captar la atención de tu lector.

EMOCIÓN:

Ya sabes que debes hablar de los beneficios de tu producto o servicio desde el principio. ¿Te has preguntado por qué? Porque así generas emoción. Trata de generar emociones positivas (o emociones negativas que se transforman rápidamente en positivas).

RECORDACIÓN:

Aquí me voy a detener un poco más. La primera vez que escuché la palabra “recordación” me sonó rara. No la había utilizado antes, pero al utilizarla Jürgen en sus esquemas, busqué su significado.

que-es-recordacion-neuroventas-copywriting

Como puedes ver, la RAE nos dice que “recordación” es la “acción de recordar” o “hechos y situaciones que quedan en la mente”. Hablamos entonces de la HUELLA que dejamos en el cliente. Y para dar en el clavo, debemos pensar en el momento exacto de la vida en el que se encuentra, en aquello que NECESITA.

Los consumidores compramos por miedo, buscamos sobrevivir en la sociedad. La recordación es aquello que nos SIRVE para cumplir ese objetivo. Lo entenderás mejor en el vídeo de ejemplo.

Por si eres más de leer que de ver vídeos, te explico los factores que hacen de esos dos ejemplos, textos creados con copywriting emocional.

EJEMPLO 1: Maybelline.

El otro día vi un anuncio en la web de Maybelline que me llamó la atención. Y si me llamó la atención, consiguió la primera parte de ese triángulo, que es la atracción, captar la atención del cerebro del consumidor.

¿Cómo lo consiguieron?

Utilizaron una imagen bien delimitada, la elección de la fotografía es correcta, y me sorprendió esta frase Tan pegado a la línea (que a nivel racional y copy no me gusta cómo está escrita) pero a nivel consumidor ha llamado la atención de mi cerebro.

Por eso quiero hablar ahora de copywriting emocional y neuroventas, porque hay que descubrir qué quiere la mente para venderle.

¿Cuál es el mayor problema que otras mujeres y yo tenemos a la hora de pintarnos la raya del ojo con un eyeliner? La dificultad de que quede profesional, bien pegado a la línea del párpado. Nos explican que a partir de ahora va a ser fácil y con el ejemplo están apelando a la emoción, a esa segunda parte del triángulo (lo que nos dicen es: “Ey, que vas a parecer maquillada por un auténtico profesional”).

Y pasamos a mi parte favorita de esta landing, que dice: No te rayes con la raya. Before & After. ¿Que solo con un eyeliner se agranda la mirada? Sí, y además ultra resistente e intenso. ¡Descúbrelo!

Jürgen Klarić, que es el experto en neuroventas con el que yo me estoy certificando, habla de varios principios de neuropublicidad que ya comentaremos en otro vídeo. Dos de esos principios aparecen en el anuncio: son el Principio del Movimiento y el Principio de la Comparación.

No sólo nos llama la atención que en la imagen se mueve una línea de un lado para otro para ver el antes y el después. Yo me podría pasar horas viendo el cambio, porque a mi cerebro le gusta ver cómo se está moviendo esta raya y ver cómo le queda el maquillaje antes y después.

Es algo que viene de hace muchos miles de años. No somos conscientes de que a nuestros antepasados en las cavernas les llamaba mucho la atención el movimiento porque, de ese movimiento, dependía su supervivencia. Aquí estaría la recordación.

El cerebro está preparado para sentirse atraído, y entonces volvemos a esa primera punta del triángulo: la atracción, el llamar la atención.

La emoción de parecerte al después, y esa impronta, esa huella, que deja el anuncio, el que te está diciendo que va a ayudarte, que a partir de ahora va a ser mucho más fácil para ti, es decir, que te va a ayudar a sentirte más atractiva, más deseada.

Tenemos que irnos a la antropología para entender por qué este tipo de anuncio a mí me ha llamado la atención y como a mí, a otras mujeres. De hecho, que sea el trazo tan fino, que sea ultra intenso, que agrande la mirada, que esté pegado a la línea, el nombre que han escogido, la tipografía, la foto, el hashtag… absolutamente todo va enfocado a cumplir ese triángulo.

EJEMPLO 2: Web de Marie Forleo.

Vamos ahora con una web de servicios. Aquí tenemos otro ejemplo, la web de Marie Forleo.

En la imagen de portada se carga un vídeo de varios segundos donde Marie entra en la pantalla sonriendo. Volvemos de nuevo al Principio de Movimiento del que hablaba antes.

Incluso lo utiliza en la esquina superior izquierda donde pone “Haz dinero, cambia el mundo” (make money, change the world) que es uno de los taglines que tenía antes. Ya con esto nos ha llamado la atención y con ese otro titular en el centro: “El mundo necesita ese don especial que solo tú tienes” (the world needs that special gift that only you have).

Cada palabra importa, el verbo está subrayado, el “necesitas”, utiliza el TÚ, la palabra que más atención llama al lector, con la que más identificado se siente.

Ese TÚ es tan importante, que lo utiliza de nuevo en otro titular: “Cómo conseguir cualquier cosa que quieras” (how to get anything you want).

Constantemente está cumpliendo los tres mandamientos del triángulo que hemos visto al principio.

Por un lado, llama la atención con un diseño increíble, con ese movimiento, con frases que nos impactan. Apela a la emoción, está activando esas ganas de conseguir todo lo que nosotros queramos, de triunfar en la vida, incluso habla de hacer dinero, de que nada es imposible. Y esa impronta que ella deja, esa recordación, ya que si hemos entrado en esta web es porque estamos en un punto en el que buscamos a alguien que nos ayude a conseguir nuestros objetivos, por lo tanto, ha cumplido las tres partes del triángulo.

Como ves, si nos paramos a utilizar más la intuición (y la empatía) y menos la lógica, podremos escribir textos que realmente conecten y no sólo que consigan vender. Una vez le das a ese lector lo que su cerebro demanda, podrás acompañarlo en el proceso de compra más de una vez.

Si ahora mismo me preguntaras la diferencia entre copywriting “a secas” y copywriting emocional, te diría que no debería existir, pero que el segundo (el emocional) es aquel que interesa a dueños de negocio que buscan clientes ENAMORADOS de su marca, clientes que vuelvan a comprar, que hablen bien de ella a sus amigos, a sus vecinos, a sus hermanos.

Conectando con las emociones a través del copywriting emocional y las neuroventas nos aseguramos que estamos dando el máximo a la hora de redactar los textos: estamos pensando en cómo llamar la atención para que nos escuche, en cómo explicarle los beneficios del producto o servicio activando sus emociones y en cómo hacer que nos recuerden al día siguiente.

¿Vas a aplicar el triángulo de neuroventas en tus próximos textos?

Si te animas a hacer el ejercicio del triángulo con algún texto sobre tu producto o servicio déjalo más abajo para que podamos hablar de ello.

Recuerda escribir siempre para conquistar.

[Foto de electroencefalograma cortesía de Shutterstock]

17 comentarios en “[GUÍA] ¿Qué es el copywriting emocional? Neuroventas y ejemplos”

  1. Pingback: UX Writing: 15 consejos de copywriting para mejorar la experiencia de usuario -

  2. Pingback: Cómo aplicar las Neuroventas en Instagram - Rosa Morel

  3. Pingback: Neuroventas y copywriting: la guía para aprender a venderle al cerebro -

  4. Marisa Colaprico

    Rosa ayer llegué hasta ti, y siento que me estoy adentrando a un mundo fascinante, conectar y dejarse conectar, a través de los sentidos, del instinto, saber que más allá de ser seres racionales, nuestra conciencia es aún primitiva, de sobreviviencia, de miedos… DIOS DIOS DIOSSSS A DONDE HE LLEGADO JAAJAJAJ MIL GRACIAS HOY SUMAS A OTRA SEGUIDORA, SIGUE INSPIRANDO A OTROS A ESTAS PROFUNDAS AGUAS DE LA NEUROVENTAS… BENDICIONES

  5. Pingback: [VÍDEO] Cómo ESCRIBIR una carta de ventas con NEUROVENTAS -

  6. Hola Rosa, esta genial todo tu video y explicacion; me encanto la manera como abordas el tema y la sencillez con la cual podemos aplicar el copywriting a nuestros textos. Espero con ansia tus proximos post y lecciones. ¡Feliz Navidad!

    1. Gracias Omar por compartir, y seguro que en este 2018 tendremos más posts y lecciones interesantes con las que aprender copywriting emocional y neuroventas.
      Un abrazo y Feliz Navidad.
      Rosa.

  7. Pingback: 3 tendencias copywriting 2018 en marketing online

  8. Hola Rosa,
    Me ha parecido muy interesante tu artículo. Una vez más me dejas “enganchada” a tus palabras y a lo que nos cuentas. Te sigo desde hace tiempo y me ha encantando el nuevo sentido que le das a la palabra y el servicio que realiza el Copywriting. Gracias por descubrir esta dimensión. Yo también me dedico a crear este tipo de textos, por lo que te agradezco este enfoque . Muchas gracias

  9. Pingback: [ENTREVISTA] Neurogastronomía y copywriting emocional con Pepa Cartini -

  10. Hola Rosa.

    He quedado fascinada con el copywriting emocional y las neuroventas. Verás, siempre fui negada al tema de vender, me decía a mi misma que no era capaz ni de vender una botella de agua en el desierto. Hasta pereza le tenía al asunto. Soy psicóloga de profesión y ahora estoy en el camino del copywriting (quisiera añadir que gracias a tu inspiración) y que ahora muero por conocer más sobre esto que planteas. Así que te estaré siguiendo el rastro (todavía más)

    Saludos

    P.D. ¿Sabías que la palabra «recordar,» proviene del latín re – cordis y significa «volver a pasar por el corazón»?

  11. ¡Espectacular! Gracias Rosa por regresar, estoy tiesa del asombro de este artículo que me ha llegado como anillo de diamante al dedo. Esto es a otro nivel, yo usaba ese tipo de ventas cuando trabajaba en una revista sin tener la menor idea, pero ahora despues de 5 años en esta etapa de la redacción y el copywriting ha renovado mis neuronas. Vuelvo a mis estudios ahora con esta visión de la neurociencia. ¡Hurra! ¡Yupiii!…. ¡Gracias, gracias y gracias!….. Erika desde Panamá tan cerca y lejos a la vez.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de DatosResponsable: Rosa Morel® Comunicación.Finalidad: Moderar los comentarios del blog.Legitimación: Me das permiso para moderar y notificarte.Destinatarios: Tus datos se guardan en mi hosting Raiola, cifrado con SSL y 100% seguro.Derechos: Puedes acceder, modificar y eliminar tus datos cuando quieras.Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos personales en mi página web rosamorel.com + info